domingo, 12 de septiembre de 2010

lunes, 16 de agosto de 2010

¿Hay Pan en la Casa del Pan?

5 comentario(s)

Predicación del domingo 15 de agosto, 2010

¿Se ha perdido la prioridad de la Presencia de Dios en la Iglesia moderna?

¿Nos damos cuenta cuando el Señor está en la ciudad, o somos como los fariseos en el Templo el día de Su entrada triunfal a Jerusalén? Ellos estaban muy ocupados en su Templo vacío, donde la presencia de Dios hacía siglos que había escapado; orando y clamando por la venida de su Mesías. Pero, ¡no pudieron darse cuenta que el Mesías mismo estaba entrando en la ciudad!

Su Presencia pasó de largo y ellos no pudieron recibirla. ¡Perdieron la hora de su visitación! Porque el Ungido llegó de manera inesperada.

Cuando Dios viene realmente a nuestra vida, rompe todos los moldes que hemos construido y crea moldes (odres - receptáculos) nuevos. Cuando Dios se nos presenta, nos sorprende porque viene en una manera que no Le esperamos. Por esa razón, muchas veces no Le podemos reconocer.

Tenemos que darnos cuenta que nuestros moldes – programas, campañas, conciertos, estructuras – no significan nada. Es Su Presencia lo que necesitamos, y solamente Su Presencia, sin importar lo que cueste ni cómo llegue.

¡LO NECESITAMOS A ÉL!

El pan escasea en tiempos de hambre espiritual como la que vivimos en nuestros días. En el mundo no falta el hambre, sino el PAN. Hay multitudes hambrientas por todas partes buscando satisfacer su hambre espiritual con astrología, esoterismo, hechicería y cosas similares a esas. Gastan millones de dólares al año en consultar adivinos y agoreros tratando de remediar su escasez de alimento espiritual.

En la Biblia encontramos un tiempo similar al presente, en el cual también ESCASEABA EL PAN.

Rut 1:1-6 NVI

1 En el tiempo en que los caudillos (jueces) gobernaban el país, hubo allí una época de hambre. Entonces un hombre de Belén de Judá emigró a la tierra de Moab, junto con su esposa y sus dos hijos. 2 El hombre se llamaba Elimélec, su esposa se llamaba Noemí y sus dos hijos, Majlón y Quilión, todos ellos efrateos, de Belén de Judá. Cuando llegaron a la tierra de Moab, se quedaron a vivir allí. 3 Pero murió Elimélec, esposo de Noemí, y ella se quedó sola con sus dos hijos. 4 Éstos se casaron con mujeres moabitas, la una llamada Orfa y la otra Rut. Después de haber vivido allí unos diez años, 5 murieron también Majlón y Quilión, y Noemí se quedó viuda y sin hijos. 6 Noemí regresó de la tierra de Moab con sus dos nueras, porque allí se enteró de que el Señor había acudido en ayuda de su pueblo al proveerle de alimento.

Cuando escasea el pan, las personas abandonan la Casa del Pan (Belén) y escapan a un lugar que les pueda ofrecer lo que necesitan, aun cuando ese lugar sea peligroso y dañino para ellos. Moab en hebreo es "de su padre", ya que Moab nació del incesto de Lot (el sobrino de Abraham) con su hija mayor después que salieron de Sodoma. Más tarde, aconsejados por Balaam, los moabitas sedujeron a los israelitas a participar de la sexualidad y la idolatría.

Ahí se dirigió Elimélec con su familia, en busca de pan, sin saber que hallaría allí perdición y malos tiempos. Murieron él y sus dos hijos y dejó una viuda desamparada con sus dos nueras, una de las cuales se negó a seguirle a la Casa del Pan porque no podía creer que otra vez había pan en la Casa del Pan.

Así también sucede hoy con los que se van de la Casa del Pan (Belén) para saciar el hambre en medio de un pueblo idólatra y alejado de Dios. El HAMBRE está patente en sus vidas, pero buscan saciarla en el lugar incorrecto, porque NO HAY PAN EN LA CASA DEL PAN.

Muchos de ellos se han ido de la Casa del Pan porque llegaron con la esperanza de encontrar el pan deseado de la Presencia de Dios, pero solo encontraron migajas de glorias pasadas y una alacena espiritual vacía.

Hablamos mucho de lo que Dios ha hecho y por dónde Dios ha pasado, pero no tenemos mucho que decir de lo que Dios está haciendo ahora. Quizá reclamamos ríos de la Presencia De Dios, cuando en realidad solo hemos experimentado destellos de Su gloria.

Las personas vienen y no pueden sentir una presencia viva del DIOS TODOPODEROSO moviéndose en la iglesia.

¡Si tan solo pudiéramos tener la experiencia viva de Isaías cuando encontró el Templo lleno de la gloria de Dios!

Isaías 6:1-8 RV60

… vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo… Y los quiciales de las puertas se estremecierony la casa se llenó de humo. Entonces dije: ¡AY DE MÍ! que soy muerto; porque… han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

¡Si tan sólo pudiéramos exclamar como Isaías – AY DE MÍ, que soy muerto – por estar en la Presencia del Dios vivo.

¡Si tan solo pudiéramos experimentar el instante en la inauguración del Templo, en que la Presencia de Dios obligó a los sacerdotes a quedarse fuera del templo porque la presencia de Dios lo llenó todo!

2 Crónicas 7:1-3 NVI

1 descendió fuego del cielo y consumió el holocausto y los sacrificios, y la gloria del Señor llenó el templo. 2 Tan lleno de su gloria estaba el templo, que los sacerdotes no podían entrar en él.

Cuando viene la presencia de Dios a nuestras vidas, tenemos que dejar todo en suspenso para solamente atenderle a Él. No podemos estar como Marta, tan atareada en los quehaceres de la cocina (quizá preparando un exquisito manjar para Su Señor), mientras María estaba en el lugar apropiado¡EN LA MISMA PRESENCIA DEL DIOS VIVO!

Ya no cuentan nuestros PLANES ni nuestros PROGRAMAS; solo podemos movernos dentro de la Perfecta Voluntad de un Dios Perfecto, que nos busca y nos atrapa, porque nosotros no podemos hacer nada para atraparle a Él.

Cuando permitimos que nuestros corazones sean transformados por la obra del Espíritu Santo en medio nuestro, conquistamos el corazón de dios. De la misma manera que David fue un hombre con un corazón conforme al de Dios, nosotros también podemos serlo, siempre y cuando tengamos hambre genuina de Su Presencia.

Si le damos a las personas un poquito de Dios mezclado con mucho de otras cosas, es como si las vacunáramos. Se sienten “inoculadas” y no pueden experimentar una presencia real y sostenida de Dios en sus vidas. Debemos contaminarles, no inocularles.

Pero si llenamos de Pan la Casa del Pan, siempre llega la NOTICIA, sin importar cuán lejos estén las personas de la Casa del Pan. Noemí escuchó en MOAB que había vuelto el pan a la Casa del Pan (Belén) y enseguida se dirigió allá. No solamente fue ella, sino que llevó a su nuera Rut, que se convertiría más tarde en la bisabuela del Rey David y antecesora del mismo Jesús.

Cuando vuelve el Pan a la Casa del Pan todos pueden oler su aroma. Del mismo modo que las personas suelen arremolinarse alrededor de una panadería temprano en la madrugada cuando el pan fresco y caliente sale del horno, así mismo llegarán los hambrientos a la Casa del Pan al percibir el aroma de pan fresco, recién horneado.

Es un aroma que abre nuestro apetito y eso mismo es lo que tenemos que tener por Dios – apetito de Su Presencia. En seguida se regará la voz y vendrán corriendo los hambrientos a la Casa del Pan. No tendremos que colocar anuncios en el periódico, la radio o la televisión. No tendremos que contratar un publicista profesional para que informe a la gente lo que está pasando.

El mejor publicista de todos – el Espíritu Santo – se encargará de hacer correr la voz y atraer a las personas. Los hambrientos escucharán Su llamado (aunque no lo comprendan) y correrán diciendo: “Es verdad, hay pan nuevo en la Casa del Pan”. Desde Moab vendrán, desde todos los rincones de la ciudad, solamente cuando haya un horneado nuevo de pan en la Casa.

Volverán también los que se fueron – y no volverán solos. Como Noemí, traerán a su Rut con ellos.

Estamos viviendo una hora especialmente diseñada para la Iglesia. Es el momento crucial de dar de comer pan a los hambrientos. Aquellos que están buscando el alimento espiritual en los lugares equivocados – en las barras, en las reuniones de espiritismo, en la búsqueda de filosofías huecas que promulgan una paz ficticia que resulta ser un engaño. Solo en la Presencia de Dios podemos tener SU PAZ – aquella que sobrepasa todo entendimiento.

Si la iglesia llega a convertirse en lo que puede y debe ser, tendremos problemas para manejar las multitudes que llegarán movidos por el hambre de la Presencia de Dios.

Tenemos que preguntarnos hoy: ¿HAY PAN EN LA CASA DEL PAN? ¿O ESTAMOS PASANDO TIEMPOS DE SEQUÍA Y ESCASEZ ESPIRITUAL EN NUESTRA RELACIÓN CON DIOS?

Podrán decir los inconversos como Rut a Noemí: “Si es verdad que hay pan de nuevo en la Casa del Pan, yo voy contigo, tu pueblo será mi pueblo y TU DIOS SERÁ MI DIOS”.

Tenemos que ser inconformes con lo que hemos podido lograr hasta ahora en nuestro camino. Han sido solamente migajas, en comparación con el alimento que Dios nos quiere dar. Tenemos que anhelar profundamente a Dios y recibir nuestra ración completa de pan.

Para eso, tenemos que abandonar nuestro lugar de confort, nuestro lugar de acomodo, nuestra posición “segura” y atrevernos a creerle a Dios en un acto supremo de fe.

No importa cómo, cuándo o en qué manera Dios se acerque a nosotros. No importa que se nos corra el maquillaje. No importa que caigamos de rodillas o postrados delante de la Majestad de Su Presencia Divina. No importa que nos vean los demás y que piensen lo que piensen de nosotros. ¡LA ÚNICA OPINIÓN QUE VALE ES LA DE DIOS!

Puede que estés cansado del camino, estropeado por las batallas, delirando por comer un bocado de maná del cielo; pero hay buenas noticias – le servimos a un Dios Todopoderoso que vendrá a saciarnos. Nuestro tronco florecerá y HABRÁ PAN EN LA CASA DEL PAN.

Job 14:7-9 NVI

7 Si a un árbol se le derriba, queda al menos la esperanza de que retoñe y de que no se marchiten sus renuevos. 8 Tal vez sus raíces envejezcan en la tierra y su tronco muera en su terreno, 9 pero al sentir el agua, florecerá; echará ramas COMO ÁRBOL RECIÉN PLANTADO.

Es Jesús, el PAN DE VIDA, el MANÁ PROMETIDO, Quien nos SACIARÁ.

Juan 5:25 NVI

Ciertamente les aseguro que ya viene la hora, y ha llegado ya, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y LOS QUE LA OIGAN VIVIRÁN.

Y recordemos siempre la advertencia que Pablo les dio a los tesalonicenses: ¡NO APAGUEN EL ESPÍRITU!

Pastor Carlos Camacho
Iglesia Nuevo Testamento de Ponce

domingo, 15 de agosto de 2010

Un Amanecer Espiritual

0 comentario(s)

Romanos 13:12 NVI

La noche está muy avanzada y ya se acerca el día. Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz.

Esta fue la primera palabra que Dios me dio cuando apenas comenzaba mi caminar cristiano. Siempre tuve una interpretación escatológica de este verso y he mantenido durante todos estos años ese concepto.

SE ACERCA EL DÍA para mí siempre se refirió al Día Grande y temible del Lagar de la Ira de Dios.

Sin embargo, he tenido una revelación NUEVA del Espíritu Santo de que esta palabra es para ESTE TIEMPO. Es ahora que tenemos que ver lo que está pasando, no solamente alrededor nuestro, sino en las vidas de todos los que formamos parte de esta congregación de hermanos que al Señor le ha placido que nos reunamos en Su nombre en este lugar.

Quiero estudiar este pasaje bajo esta nueva luz ahora, y ver qué significado tiene, no solamente para el ministerio que Dios nos ha puesto en las manos a Susie y a mí, sino para una iglesia que ha permanecido y se ha levantado siguiendo la voluntad del Señor en un camino de fe audaz y sobreabundante. ¡Aleluya!

Romanos 13:11-14 NVI

11 Hagan todo esto estando conscientes del tiempo en que vivimos. Ya es hora de que despierten del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos. 12 La noche está muy avanzada y ya se acerca el día. Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz. 13 Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias. 14 Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa.

Es un claro llamado a la SANTIDAD. Es necesario que nos esforcemos por permitir que el Espíritu Santo nos REVISTA DE CRISTO, para que podamos acercarnos a Dios. Porque la Palabra nos dice que:

Hebreos 12:14 NVI

Busquen la paz con todos, y la SANTIDAD, sin la cual nadie verá al Señor.

De manera que tenemos que vernos como Cuerpo de Cristo a la luz de estas declaraciones. Es necesaria e imprescindible la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas para que podamos ser capacitados para acercarnos correctamente a Dios Padre Todopoderoso.

Y todo se trata de cuánta fe podamos tener en las promesas inalterables de Dios. Jesús mismo dijo, refiriéndose a la necesidad de ORAR EN TODO TIEMPO Y NO DESMAYAR:

Lucas 18:7-8 RV60

7 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? 8 Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿HALLARÁ FE EN LA TIERRA?

¡OJALÁ JESÚS HALLE FE CUANDO VENGA DENTRO DE PRONTO!

¡OJALÁ ENCUENTRE UNA IGLESIA LLENA DEL ESPÍRITU SANTO Y UNIDA EN ACCIÓN Y ORACIÓN!>

Jesús nos dijo: "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios". Son solamente aquellos que guardan la pureza de sus vidas y sus corazones que podrán ver a Dios CARA A CARA.

No hay nada en nosotros que nos capacite para tener pureza en nuestros corazones. Es obra del Espíritu Santo alejarnos cada vez más de aquello que nos daña y no hace falta. Él acerca nuestros pensamientos, acciones y anhelos a Dios cuando nos convierte en una NUEVA CRIATURA.

Una vez entramos en una VERDADERA COMUNIÓN con el Espíritu Santo por medio del bautismo y la llenura en Él en nuestras vidas, entonces y SOLO entonces, podremos comenzar a experimentar un mayor grado de santidad y pureza en nuestras vidas.

Es una cooperación entre el Espíritu Santo y nosotros que nos va convirtiendo de fe en fe en lo que Dios desea que seamos. De esta manera, llegamos a estar tan íntimamente entrelazados con un Espíritu Santo que viene a habitar en nosotros, que no queda en nuestras vidas espacio para otra cosa que no sea ser como Jesús, el autor y consumador de nuestra fe.

Si estamos dispuestos a recibir el regalo de VIDA ABUNDANTE que nos quiere dar el Espíritu Santo, comenzamos a percibir que aumenta en nosotros esa VIDA, especialmente cuando más abatidos y destruidos parecemos estar.

Romanos 8:11 NVI

Y si el Espíritu de aquel que levantó a Jesús de entre los muertos vive en ustedes, el mismo que levantó a Cristo de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales POR MEDIO DE SU ESPÍRITU, que vive en ustedes.

Pero tenemos que CREER, sin dudar, sin pensar, sin dejarnos llevar por lo que dicen los que NO CREEN, sino por lo que escuchamos CLARAMENTE decir al Espíritu de Dios que habita en nosotros… SI ES QUE EN VERDAD HABITA EN NOSOTROS…

Sin una REVELACIÓN CLARA del significado del Bautismo en el Espíritu Santo, no podemos anhelarlo como lo que es. Por eso tenemos que conocer el FUNDAMENTO BÍBLICO de la Llenura del Espíritu Santo. De esta manera, nuestra fe es ACTIVADA por la REVELACIÓN DEL ESPÍRITU.

El Espíritu Santo nos da REVELACIÓN y NACE EN NOSOTROS UNA FE NUEVA.

Mateo 3:11 NVI

Yo los bautizo a ustedes con agua para que se arrepientan. Pero el que viene después de mí es más poderoso que yo, y ni siquiera merezco llevarle las sandalias. ÉL LOS BAUTIZARÁ CON EL ESPÍRITU SANTO Y CON FUEGO.

Juan el Bautista – un hombre tan lleno del Espíritu Santo que las multitudes llegaban hasta donde él se encontraba en medio del desierto del Jordán. Sin anuncios, sin campañas, sin impacto de comunidades, sin micrófono y sin agente de publicidad.

Era el mismo Espíritu Santo el que traía las multitudes, porque estaba a punto de ocurrir el mayor suceso de la humanidad – EL REINO DE LOS CIELOS AL FIN SE HABÍA ACERCADO. Por la obra del Espíritu Santo en la vida de Juan, se había desatado una VOZ QUE CLAMABA EN EL DESIERTO…

Mateo 3:3 RV60

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: par Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.

En su boca estaban las palabras proféticas que señalaban el final de un Pacto y el comienzo de otro – ahora ya Dios no estaría alejado de Su pueblo, sino que VENDRÍA A CO-HABITAR CON ÉL. ¡Gloria a Dios!

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a ver el Bautismo en Aguas y comprender lo que significa, porque hay una acción física de sumergimiento en las aguas. Vemos como nacemos hechos nuevas criaturas, libres del pecado que nos asediaba. Cuando salimos de las aguas es como si estuviéramos saliendo de la matriz – somos RE-GENERADOS (hechos de nuevo, vueltos a nacer).

Pero el bautismo en el Espíritu Santo también es una experiencia de INMERSIÓN, no ya de nuestro cuerpo físico, sino de nuestro propio espíritu FUNDIÉNDOSE con el ESPÍRITU DE DIOS. ¡ALELUYA!

Es un proceso en el cual nos SUMERGIMOS dentro de la misma SUSTANCIA DE DIOS, pasando tiempo delante de Su presencia y pasando las horas en COMUNIÓN CONSTANTE con Él.

Jesús nos dio un adelanto de lo que podríamos esperar en el Bautismo del Espíritu Santo cuando se dirigió a todos los presentes en la Fiesta de los Tabernáculos en Jerusalén:

Juan 7:37-39 NVI

37 En el último día, el más solemne de la fiesta, Jesús se puso de pie y EXCLAMÓ: ¡Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba! 38 De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, BROTARÁN RÍOS DE AGUA VIVA. 39 Con esto se refería al ESPÍRITU que habrían de recibir más tarde los que creyeran en él. Hasta ese momento el Espíritu no había sido dado, porque Jesús no había sido glorificado todavía.

Él se dio cuenta del hambre espiritual de toda aquella multitud. Del mismo modo que las multitudes que vemos alrededor nuestro cada día, según se acerca a pasos agigantados Su Segunda Venida. Gente hambrienta, sedienta de ALGO, que probablemente no pueden definir ellos mismos, porque necesitan la ayuda del Espíritu Santo para poder descifrar qué es lo que les falta.

Dentro de nosotros puede brotar un ARROYO o un RÍO. Esa es la gran diferencia. Hay multitud de cristianos que dicen haber recibido el Espíritu Santo en sus vidas y, sin embargo, podemos notar que solamente brota de ellos un arroyo, un riachuelo, una corriente mínima de agua de vida que, al igual que los arroyuelos de nuestro país, se llenan y se SECAN conforme a los tiempos. Si baja agua de la montaña, parecen casi ríos, pero en tiempos de sequía, da lástima el poco cauce que tienen.

La Palabra de Dios para nosotros hoy es clara: "La noche está muy avanzada y ya se acerca el día…" Y tenemos que preguntarnos:

¿CÓMO ESTÁ NUESTRO CAUDAL? ¿FLUYE EN NOSOTROS UN ARROYO O TENEMOS UN VERDADERO RÍO DE AGUA VIVA QUE NOS SOSTIENE A PESAR DE LA SEQUÍA, A PESAR DE LA ESCASEZ, A PESAR DE LA ESTRECHEZ?

Muchas veces pensamos que Dios ya ha hecho toda la obra que iba a hacer en nuestras vidas, pero ¡nada está más lejos de la verdad!

NOSOTROS LE SERVIMOS A UN DIOS EXTRAORDINARIO QUE QUIERE HACER COSAS EXTRAORDINARIAS CON NOSOTROS, A PESAR DE QUE SEAMOS GENTE COMÚN Y ORDINARIA.

Jesús nos dijo y nos prometió que nosotros HARÍAMOS COSAS MÁS GRANDES QUE ÉL.

Juan 14:12 NVI

Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará, y AUN LAS HARÁ MAYORES, porque yo vuelvo al Padre.

Jesús nos mira con ojos AMOROSOS y sabe el cambio transformador que hay en nosotros cuando el Espíritu Santo viene a hacer la obra que Él mismo Le envió a hacer. Con nuestras fuerzas, NADA PODEMOS LOGRAR PARA EL REINO DE DIOS; pero con las fuerzas que nos da el Espíritu Santo, NO HAY OBSTÁCULO DEMASIADO GRANDE PARA QUE NO LO PODAMOS SUPERAR.

Jesús sabía esto y por eso fue que envió al Espíritu Santo, EL GRAN CONSOLADOR. El que nos consuela cuando pensamos que todo está terminado, que ya no podemos seguir, que estamos dispuestos a "tirar la toalla". Ahí mismo es que Él aparece y TRANSFORMA NUESTRA SITUACIÓN – ¡SOLAMENTE SI TENEMOS FE!

El Espíritu Santo nos CONFORTA cuando toma la Palabra de Cristo y nos la REVELA a nuestros corazones.

Juan 16:13-14 RV60

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y OS LO HARÁ SABER.

Pero tenemos que PEDIR CORRECTAMENTE, CON PRECISIÓN. Si queremos tener el Bautismo del Espíritu Santo, tenemos que saber que es una Promesa del Padre y que el Padre NUNCA MIENTE. Por consiguiente, tenemos que levantar el nivel de nuestra fe más allá de aquellos que dudan, de aquellos que se burlan, de aquellos que no pueden creer porque NO LE PERTENECEN A ÉL.

Hoy, debemos levantarnos CON PODER y recibir nuestro lugar en el plan divino que Dios ha forjado para nuestra iglesia y para nuestro tiempo. Recibamos con GOZO INEFABLE el Espíritu de la Verdad en nuestras vidas, sin dejarnos vencer por NADA.

Por eso digo hoy como dijo Pablo al orar por los efesios.

Efesios 3:14-19 NVI

14 Por esta razón me arrodillo delante del Padre, 15 de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra. 16 Le pido que, POR MEDIO DEL ESPÍRITU y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, 17 para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor, 18 puedan comprender, junto con todos los santos, cuán ancho y largo, alto y profundo es el amor de Cristo; 19 en fin, que conozcan ese amor que sobrepasa nuestro conocimiento, PARA QUE SEAN LLENOS DE LA PLENITUD DE DIOS.

Pastor Carlos Camacho
Iglesia Nuevo Testamento de Ponce

domingo, 20 de junio de 2010

Abba, Padre

0 comentario(s)

La relación entre un padre y sus hijos es una que ha adquirido proporciones lamentables en la sociedad en la cual nos ha tocado vivir. La gran mayoría de los problemas sociales que amenazan nuestro país tienen su raíz en la falta de una RELACIÓN CORRECTA entre los padres y sus hijos.

No es suficiente que un padre tenga una relación casual con sus hijos. Tampoco es posible establecer una relación sana si los padres están siempre ausentes, borrachos o abusan de la mayordomía que les ha sido conferida para que velen por el bienestar de sus vástagos.

Ningún padre es perfecto, porque todos somos humanos, cometemos errores, sucumbimos ante las tentaciones y perdemos la compostura ante un sinnúmero de situaciones; la mayoría de ellas producto de recuerdos de una infancia o adolescencia en la cual tuvimos una RELACIÓN INCORRECTA con nuestros respectivos padres.

Así, nos invade la incertidumbre de si alguna vez podremos restaurar una RELACIÓN CORRECTA Y SALUDABLE entre nosotros y nuestros hijos, cuando vemos que se alejan de nosotros.

Lamentablemente, muchos padres de hoy crecen con un concepto equivocado de la figura del padre y con una RELACIÓN TRUNCA O INCOMPLETA con su Padre Celestial, el PADRE PERFECTO. Cuando no pasamos “tiempo de calidad” con el Padre, tenemos una imagen equivocada de Él. No hemos aprendido a CONOCERLE ÍNTIMAMENTE y pensamos que es un Dios vengador, airado y temible que solamente se pasa el tiempo considerando cuál va a ser nuestro muy merecido CASTIGO…

Pero tenemos que entender que Él nos llama a tener una RELACIÓN PERFECTA con Él. Una relación fundamentada en Su inmenso amor por nosotros. Quiero compartir con ustedes un vídeo que expresa un amor INCOMPARABLE de un padre hacia su hijo. A mí me afectó grandemente, haciéndome sentir incapaz en mi propia labor como padre con mis hijas. Se trata de la familia Hoyt, contendores en la competencia “Iron Man”.

VER PELÍCULA DE LOS HOYT

¡Qué gran demostración de AMOR INCONDICIONAL de un padre hacia su hijo! ¡Qué disposición a vencer cualquier obstáculo para lograr lo MEJOR para un hijo amado!

ASÍ PUEDE SER NUESTRA RELACIÓN CON DIOS. Entiendo que Dios nunca nos pide que lo tratemos de “usted y tenga”, sino que nos permite llamarle “TÚ” y “PAPITO BUENO”.

Eso lo podemos ver en el momento más difícil del ministerio de Cristo, cuando oró al Padre en el Jardín de Getsemaní para que Le librara de “beber de esa copa”. Jesús se dirigió a Su Padre usando un término que muestra la relación tan estrecha y maravillosa que había entre Él y el Padre.

Marcos 14:36

Y decía: ABBA, PADRE, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, SINO LO QUE TÚ.

La palabra “ABBA” es una palabra siríaca que podría traducirse en nuestro país como “PAPI” o “PAPITO”. Es el término que usaban los niños en la época de Jesús para referirse a sus padres. ¡Cuánto encierra ese momento!

Jesús, el Verbo Encarnado, el Príncipe de Paz, la Justicia de Dios, el Redentor y Salvador del mundo, clama a su PAPÁ en un desesperado intento HUMANO de apartar de Sí lo que de antemano sabía que tenía que sufrir.

Parece un niño a punto de ser vacunado que se torna a su padre y, sollozando, le dice: PAPI, NO DEJES QUE ME HAGAN DAÑO.

Pero Su Padre sabía que era necesario pasar por este momento tan amargo, duro y cruel para poder RECONCILIAR Y REDIMIR al resto de Sus hijos – NOSOTROSque no merecíamos Su amor ni Su misericordia, pero que por Su gracia fuimos ADOPTADOS como hijos suyos.

1 Juan 3:1

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, SEREMOS SEMEJANTES A ÉL, PORQUE LE VEREMOS TAL COMO ÉL ES.

¡Qué bendición cuando venimos a Jesús! A través de Él, nos convertimos en HIJOS DE UN DIOS QUE ES UN PADRE PERFECTO, LENTO PARA ENOJARSE Y QUE MUESTRA ABUNDANTE MISERICORDIA.

Si aceptamos esta realidad por fe, sin dudar, no estaremos enfrentando la vida solos, porque Él estará siempre a nuestro lado.

Como el papá del vídeo que acabamos de ver, Él nos anima, nos levanta, nos carga cuando estamos caídos y, sobre todo, NOS LLEVA EN SUS BRAZOS HASTA LA META FINAL.

Es el PADRE PERFECTO que nos promete nunca abandonarnos y nos ayuda y rescata en toda adversidad.

Piensa bien esto: Su poder, Su sabiduría y Sus riquezas son ILIMITADAS. Nuestro Padre Celestial es todopoderoso, todo lo sabe y es dueño del oro y de la plata.

Entonces piensa: DIOS TE AMA MUCHO MÁS DE LO QUE NADIE TE HA AMADO JAMÁS. Estuvo dispuesto a sacrificar a Su propio Hijo para que pudieras estar a salvo.

Atiende estas declaraciones de la Palabra de Dios que estoy seguro afirmarán tu corazón y tu amor para con Dios, el PADRE PERFECTO.

  • recibirás recompensa de tu Padre, porque él ve todo lo que se hace en secreto.
  • … su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan.
  • Pues si ustedes, aun siendo malos, saben cómo darles cosas buenas a sus hijos, ¡imagínense cuánto más dispuesto estará su Padre celestial a darles lo que le pidan!
  • … si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.
  • No tengan miedo, mis pequeñas ovejas, porque su Padre quiere entregarles el reino.
  • … la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.
  • Mis ovejas oyen mi voz… Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán… Mi Padre… es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar.
  • En la casa de mi Padre muchas moradas hay… voy, pues, a preparar lugar para vosotros… vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
  • … El que me ama… mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
  • … mi Padre les dará cualquier cosa que le pidan en mi nombre… Pidan y recibirán para que así estén llenos de alegría.
  • El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Y la mayor promesa de todas, la llenura del Espíritu Santo:

Lucas 24:49 RV60

He aquí, yo enviaré LA PROMESA DE MI PADRE sobre vosotros…

Juan 14:16-17 NVI

16 Y yo le pediré al Padre, y él les dará OTRO CONSOLADOR PARA QUE LOS ACOMPAÑE SIEMPRE: 17 EL ESPÍRITU DE VERDAD, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes.

Finalmente, tenemos una herencia incorruptible que hoy, más que nunca, tenemos que HACER NUESTRA.

Mateo 5:14-16 NVI

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.

Juan 4:23 RV60

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; PORQUE TAMBIÉN EL PADRE TALES ADORADORES BUSCA QUE LE ADOREN.

Pastor Carlos Camacho Iglesia Nuevo Testamento de Ponce

jueves, 9 de abril de 2009

¿Estamos Dispuestos a Someternos Como El?

0 comentario(s)

Reflexión para el Viernes Santo 2009 - Igl Nuevo Testamento de Ponce

¿Qué quiere decir Sumisión?

  • Acto de CEDER nuestro poder o autoridad al control o gobierno de otro. OBEDIENCIA; cumplimiento de los mandamientos o leyes de un superior. RESIGNACIÓN; ceder la voluntad propia a la voluntad o asignación de un superior sin murmuraciones. La sumisión completa y gozosa a la Voluntad de Dios es un deber cristiano de SUPREMA IMPORTANCIA. Podemos decir que es NUESTRA MAYOR LECCIÓN en la Semana Mayor.

MOISES

Ora a Jehová para que le permita entrar a la Tierra Prometida, si es Su voluntad.

Deuteronomio 3:23-25 PDT

Entonces yo le rogué así al Señor en aquel tiempo: Oh Señor Dios, solamente has comenzado a mostrarme a mí, tu siervo, lo grande y poderoso que eres. No hay dios en el cielo ni en la tierra que pueda hacer las maravillas que tú haces. TE RUEGO que me dejes cruzar y ver esa tierra buena que está al otro lado del río Jordán. Déjame ver esas hermosas montañas y la región del Líbano.

La oración de Moisés no era basada en los servicios que había prestado, ni en el hecho de que su presencia en la tierra prometida fuera imprescindible, sino en la total y pura GRACIA de Dios.

El privilegio de entrar a la tierra prometida le es negado por Dios.

Deuteronomio 3:26-27 PDT

Pero el Señor, como estaba muy enojado conmigo por culpa de ustedes, no quiso concederme mi deseo y me dijo: ¡YA BASTA! No insistas más sobre este asunto. Sube a la cima del monte Pisgá y observa al occidente y al norte, al sur y al oriente, y observa con tus propios ojos, pero no podrás cruzar el río Jordán.

El hecho de que Dios no nos conceda lo que pedimos, no significa que no haya aceptado nuestra oración. Cuando no lo hace, recibimos una GRACIA importante al otorgarnos la capacidad de estar satisfechos aun sin tener lo que deseábamos.

Sin embargo, la contestación de Moisés nos da un ejemplo claro y perfecto del sometimiento absoluto a la voluntad de Dios, abandonando nuestros propios afanes y deseos.

Números 27:15-17 PDT

Moisés le dijo al Señor: Te ruego Señor, Dios de toda la humanidad, que elijas un hombre como jefe sobre la comunidad, que los guíe en las batallas y cuide de ellos para que así la comunidad del Señor no sea como un rebaño sin pastor.

Aquí vemos la oración ferviente para un sucesor digno y competente. Es necesario que siempre oremos por aquellos que vienen “de subida”, por la generación a la cual le vamos a “pasar el batón” del mensaje del Evangelio.

Debemos siempre recordar que sin importar lo útiles o importantes que podamos ser o la vida larga que podamos tener, siempre hemos de morir y recibir la otra recompensa, la eterna, como nos dice en:

Mateo 6:19-21 PDT

No guarden tesoros para ustedes aquí en la tierra, donde la polilla y el moho los dañarán. Además, los ladrones pueden entrar a su casa y robárselos. Más bien, guarden tesoros para ustedes en el cielo donde no los dañarán la polilla ni el moho y donde los ladrones no pueden entrar a robárselos. Pues donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón.

CRISTO

Hace el mismo tipo de oración ferviente y sumisa que Moisés.

Marcos 14:36 PDT

diciendo: -Abba, Padre, para ti todo es posible. Líbrame de este trago amargo, pero no hagas lo que yo quiero, sino lo que tú quieras.

Todos sabemos que Su oración no fue concedida como nosotros esperaríamos, llevándole a culminar con éxito Su misión redentora de Salvación.

Hebreos 5:7-9 PDT

Cuando Cristo vivió en la tierra, oró a Dios y le pidió ayuda, porque era el único que lo podía salvar de la muerte. Jesús oró llorando y suplicando a gritos, y Dios respondió a sus oraciones porque Jesús era humilde y hacía todo lo que agradaba a Dios. A pesar de ser su Hijo, aprendió a obedecer por medio de todo lo que sufrió. Así que Jesús cumplió con todo lo que tenía que hacer. Por eso, todos los que lo obedecen pueden tener salvación eterna

También Jesús se preocupa por los que quedaron después de Él y viene tres veces a velar por ellos, encontrándoles durmiendo.

Conclusión

Ambos, Moisés y Jesús, nos dejan el ejemplo que debemos seguir. Cuando sometemos nuestra voluntad a la de Dios, entendemos las palabras de Pablo en:

2 Corintios 4:16-18 PDT

Por eso, no nos damos por vencidos. Es cierto que nuestro cuerpo se envejece y se debilita, pero dentro de nosotros nuestro espíritu se renueva y fortalece cada día. Nuestros sufrimientos son pasajeros y pequeños en comparación con la gloria eterna y grandiosa a la que ellos nos conducen. A nosotros no nos interesa lo que se puede ver, sino lo que no se puede ver, porque lo que se puede ver, sólo dura poco tiempo. En cambio, lo que no se puede ver, dura para siempre.

Es Dios quien nos concede el privilegio de la GRACIA de poder ver el galardón puesto delante de nosotros. Tanto Moisés como Jesús miraron ese galardón, haciendo más llevadera su carga, su agonía y el dolor de sufrir con gozo el sometimiento a la voluntad de Dios.

Filipenses 2:1-11 PDT

¿Lo que les escribo los anima como seguidores de Cristo? ¿Quieren consolarme mostrándome cuánto me aman? ¿Compartimos el mismo Espíritu? ¿Me tienen verdadero afecto y compasión? Entonces voy a pedirles algo que me haría completamente feliz: tengan la misma manera de pensar, el mismo amor y las mismas metas. No hagan nada por rivalidad ni orgullo. Sean humildes y cada uno considere a los demás como más importantes que sí mismo. Que cada uno no busque sólo su propio bien, sino el de los demás. Piensen y actúen como Cristo Jesús. Esa es la "misma manera de pensar" que les estoy pidiendo que tengan. Cristo era como Dios en todo sentido, pero no se aprovechó de ser igual a Dios. Al contrario, él se quitó ese honor, aceptó hacerse un siervo y nacer como un ser humano. Al vivir como hombre, se humilló a sí mismo y fue obediente hasta el extremo de morir en la cruz. Por eso, Dios le dio el más alto honor y el nombre que está por sobre todos los nombres, para que todos los que están en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra; se arrodillen ante Jesús, y para que todos reconozcan que Jesucristo es el Señor dando así honra a Dios Padre.

miércoles, 18 de febrero de 2009

viernes, 16 de enero de 2009

Vamos a la CONQUISTA

0 comentario(s)

Predicado el domingo 4 de enero de 2009 - Igl Nuevo Testamento de Ponce

Josafat – FE – Descansar en las Promesas de Dios

Narrativa se encuentra en 2 Crónicas 20.

Los moabitas, los amonitas y los del Monte de Seir le declararon la guerra a Josafat. – Cada uno de ellos era más grande y “poderoso” que Judá.

Al saber que venía este ataque, Josafat se llenó de temor y buscó la ayuda del Señor, así que proclamó ayuno en todo Judá. Tenía su orden de prioridades correcto – ese siempre es el 1er paso a seguir.

Josafat fue delante de Dios y le recordó Sus promesas y Sus obras, diciendo “¿Acaso no eres tú el Dios de los cielos y dominas a todas las naciones? ¿Acaso no está en tus manos el poder y la fuerza que no hay quien te pueda hacer frente? Tú fuiste quien expulsó a los habitantes de esta tierra para dársela a los descendientes de tu amigo Abraham”.

“Pues aquí están los amonitas, los moabitas y los del monte Seír. No dejaste que nosotros los atacáramos cuando salimos de Egipto, los dejamos tranquilos y no los destruimos. Ahora ellos en pago nos atacan para expulsarnos de la tierra que tú nos diste en posesión. No tenemos fuerza para enfrentar a semejante ejército que se nos viene encima. No sabemos qué hacer y por eso nuestros ojos están fijos en ti”.

Entonces vino el espíritu del Señor sobre un levita y dijo: “No tengan miedo y no pierdan la esperanza ante este gran ejército, porque esta guerra no es de ustedes, sino de Dios. Ustedes no tendrán que luchar en esta batalla, quédense quietos en sus puestos y verán cómo el Señor los salvará. No tengan miedo ni se acobarden, que yo, el Señor, estaré con ustedes”.

Josafat, todo Judá y los habitantes de Jerusalén se postraron rostro en tierra ante el Señor y adoraron al Señor. Los levitas se levantaron para alabar en voz muy alta al Señor.

Josafat colocó al frente del ejército algunos cantores para cantar al Señor y alabarlo, porque él es santo y grandioso. En el momento en que comenzaron a cantar y a alabar a Dios, el Señor emboscó a los amonitas, a los moabitas, a los del monte de Seír, y los derrotó.

Cuando los de Judá fueron al lugar de observación, sólo vieron los cadáveres tendidos en el suelo.

Dios siempre da un premio mayor al esperado:

Josafat y el ejército de Judá fueron a llevarse el botín y encontraron entre los cadáveres mucho ganado, riquezas, ropa y joyas muy valiosas, más de lo que se podían llevar. Gastaron tres días recogiendo el botín porque era muy grande.

Finalmente, Josafat y su ejército dieron testimonio verdadero del gran Poder de Dios - El terror de Dios se apoderó de todos los países vecinos cuando se enteraron que el Señor había luchado contra los enemigos de Israel.

Gedeón – Prueba - ¿Estamos listos para recibir la CONQUISTA departe de Dios?

Narrativa se encuentra en Jueces 7.

El Señor le dijo a Gedeón: “Te voy a ayudar a derrotar a los madianitas. Pero tienes muchos hombres en tu ejército, y no quiero que los israelitas me olviden y crean que ellos solos se han salvado. Así que llama a tus hombres y diles: ‘El que tenga miedo puede irse de aquí y regresar a su casa’”. Se fueron veintidós mil hombres pero todavía quedaron diez mil.

Dios siempre prueba a Sus siervos antes de la CONQUISTA.

El Señor le dijo a Gedeón: “Todavía son muchos hombres. Llévalos a tomar agua y allí les haré una prueba. Si yo digo: ‘Este hombre irá contigo’, entonces ese hombre irá, pero si digo: ‘Este hombre no irá contigo’, entonces ese hombre no irá”. Entonces Gedeón llevó a sus hombres a tomar agua. Allí Dios dijo: “Separa a tus hombres en dos grupos así: Arma un grupo con los que beban el agua en sus manos lamiendo como un perro y arma el otro grupo con los que se arrodillen para beber”.

Solo trescientos hombres bebieron el agua con las manos. Entonces el Señor le dijo a Gedeón: “Con los trescientos hombres que bebieron con las manos es suficiente para salvarte, haré que derrotes a los madianitas”.
Ahora era un ejército probado y depurado por Dios para realizar Su obra.

Josué – Tierra Prometida

Narrativa se encuentra en Josué 6.

El Señor le dijo a Josué: “Voy a entregar en tus manos a Jericó, a su rey y a sus soldados. Una vez al día, marcha alrededor de la ciudad con todos los soldados. Haz esto por seis días. Siete sacerdotes marcharán delante del cofre, cada uno llevando una trompeta hecha de cuernos de carnero. El séptimo día darán siete vueltas alrededor de la ciudad, mientras los sacerdotes tocan las trompetas. Cuando se oiga que el cuerno de carnero da un toque prolongado, todo el pueblo gritará muy fuerte, y la muralla de la ciudad se derrumbará. Entonces desde la posición donde esté, cada soldado podrá subir directamente contra la ciudad”.

Josué le ordenó al pueblo: “No griten ni dejen que se escuche su voz, no dejen salir ni una sola palabra de su boca, hasta el día que les diga: ‘¡Griten!’, sólo entonces deberán gritar”.

Cuando marchamos en el Ejército de Dios, hay un ORDEN ESTABLECIDO PARA LA MARCHA.

Todos marcharon alrededor de la ciudad: primero, el ejército, luego los siete sacerdotes tocando las trompetas continuamente, después los sacerdotes que llevaban el cofre del Señor y por último, los demás hombres.

El séptimo día ellos se levantaron al amanecer y marcharon alrededor de la ciudad como habían hecho antes, pero ese día dieron siete vueltas a la ciudad. La séptima vez, cuando los sacerdotes tocaron las trompetas, Josué le dijo a la gente: ¡Griten! Porque el Señor les ha dado la ciudad. La ciudad y todo lo que hay en ella debe ser consagrado a la destrucción por orden del Señor”.
Entonces la gente gritó, y los sacerdotes tocaron las trompetas. Tan pronto como el pueblo escuchó el toque de trompeta prolongado, todos dieron un fuerte grito, Y LA MURALLA SE DERRUMBÓ. Entonces, desde donde se encontraba, cada soldado subió directamente contra la ciudad, Y LA CAPTURARON.

Cuando llega el momento de la CONQUISTA, todos marchan DE FRENTE, sin girar o mirar atrás.

Jesús nos dijo:

Lucas 9:62 RV60

… Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

La Victoria ya es nuestra, antes de que comience la batalla final.

Pero hay unos preparativos para la campaña que tenemos que llevar a cabo, ya que SIN PREPARARNOS NO PODEMOS CONQUISTAR.

Nuestro ejército tiene que ser probado y depurado – igual al de Gedeón. Los temerosos no podrán ir, al igual que aquellos que no obren CONFORME A LA VOLUNTAD DE DIOS.
Para llegar a la CONQUISTA, tenemos que consolidar las fuerzas que Dios nos ha estado dando durante este año pasado para poder enfocarnos en la tarea por delante.
Hay unos pasos a seguir:
  • Conocer – tenemos que caminar con el Señor para conocer nuestra dirección.
  • Obedecer – tenemos que sujetarnos y entregarnos a la voluntad de Dios para que sea Él Quien haga.
  • Nutrir – tenemos que nutrirnos espiritualmente para que nuestras fuerzas no nos falten.
  • Quebrar – tenemos que vencer a todos nuestros enemigos, sin que quede rastro de ellos.
  • Ubicar – tenemos que colocarnos en la posición que Dios nos ha preparado en SU EJÉRCITO.
  • Ir – tenemos que estar dispuestos a marchar a donde el Señor nos ordene.
  • Sacrificar – tenemos que darle siempre a Dios lo mejor de nosotros mismos. – “como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios…” (Romanos 12:1)
  • Trabajar – tenemos que esforzarnos más que nunca para realizar los avances que Dios nos va a dar.
  • Adelantar – tenemos que obtener y dominar completamente el territorio que Dios nos ha prometido.

Finalmente, recordemos la palabra profética de Isaías, que ya Dios nos ha dado anteriormente como iglesia:

Isaías 54:2-17 PDT

Amplía el espacio de tu carpa y extiende las cortinas. No te detengas. Alarga las cuerdas de tu carpa y asegura bien tus estacas. Porque te expandirás a derecha e izquierda y tus descendientes poseerán naciones y poblarán ciudades abandonadas. No tengas miedo, porque no serás avergonzada… Porque el Señor es tu marido, su nombre es el Señor Todopoderoso. El Santo Dios de Israel es tu Salvador…
Aunque se muevan los montes y tiemblen las colinas, mi amor por ti seguirá firme y mi pacto de paz no tambaleará. Lo dice el Señor que se compadece de ti. …ahora yo pondré tus piedras sobre turquesa y echaré tus cimientos sobre zafiros. Con rubíes construiré tus torres y tus puertas con joyas. Construiré toda tu muralla con piedras preciosas. El Señor enseñará a todos tus hijos, la prosperidad de ellos será abundante. La justicia salvadora te restaurará. Estarás a salvo de la opresión y ya no tendrás nada que temer porque EL TERROR SE MANTENDRÁ LEJOS DE TI. Si alguien te ataca, no lo habré enviado yo. DERROTARÁS A TODO EL QUE TE ATAQUE.
No tendrá éxito ningún arma que se fabrique para hacerte daño… Esas son las ventajas de que gozarán los siervos del Señor y la salvación que les daré. EL SEÑOR LO HA DECIDIDO ASÍ.

lunes, 28 de julio de 2008

Mostrando el Amor de Cristo en Nosotros

0 comentario(s)

El comportamiento de la Iglesia de Cristo ha dejado mucho que desear a lo largo de los años. Nuestra conducta ha sido mucho menos que perfecta, siempre con las grandes excepciones de unos pocos hombres y mujeres valientes a través de la historia.

El resultado de esto es que hoy día se nos considera de muchas maneras y colores que nada tienen que ver con la perfección y MUCHO MENOS con la SANTIDAD.

Los mismos siervos de Dios hemos fallado de maneras espectaculares, mostrando en incontables ocasiones el lado oscuro de nuestra frágil humanidad, sucumbiendo ante la asechanza de aquél que vino a hurtar, matar y destruir en toda clase de pecados que van desde la mentira y la hipocresía hasta el adulterio y la pornografía.

La sociedad ha acuñado una frase para referirse a todo esto como "EL LÍO DE LOS PASTORES".

Pero estos ataques no se limitan a los pastores y demás ministros de Dios, sino que vemos como se levantan los adversarios del Evangelio, algunas veces con mucha razón, para criticar a todos los cristianos por ser LEGALISTAS, ENJUICIADORES, ESTRECHOS DE MENTE, HIPÓCRITAS y muchos epítetos más que hieren gravemente el VERDADERO CUERPO DE CRISTO, el que es dirigido por la presencia del ESPÍRITU SANTO que nos lleva al conocimiento de la VERDAD que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Esta es la iglesia que va a recibir al Señor cuando venga, la cual estamos en proceso de preparar para ese glorioso momento. Pero en este momento crucial, nuestro país está ahogándose en medio de sus problemas, descarrilándose por la prensa amarilla y las noticias sensacionalistas que hacen que todo pequeño problema se vea como una montaña difícil de escalar y los problemas mayores como desastres catastróficos que pueden significar el fin de nuestro país y nuestra idiosincrasia.

Pero Plaza Caribe y otros centros comerciales están abarrotados. Hay cientos de miles de puertorriqueños que en este fin de semana han decidido irse de vacaciones a la playa o el exterior y cuando llega un pastor visitante como el que nos acompañó el viernes por la noche no puede hacer otra cosa que sorprenderse por lo mucho que nos quejamos los puertorriqueños.

Recuerdo cuando estudiaba en la Universidad, por favor no pregunten cuándo fue eso… que había una obra de teatro que se llamaba "Esquizofrenia Portorricensis". Creo que nos encontramos dentro de esa obra teatral, o quizá en aquellos artículos de periódico que se titulaban "El Efecto de los Rayos Gamma Sobre la Flor Maravilla" que culminaron en la creación del grupo de sátira política que todos conocemos como los Rayos Gamma. (Aunque creo que van ya por su tercera o cuarta despedida del público puertorriqueño, demostrando ellos mismos la condición única y desesperante de nuestra sociedad "esquizofrénica").

Pero a nosotros hoy día nos toca levantarnos, sacudirnos el polvo de lo absurdo y lo inútil de todas estas cosas, para mostrarle al mundo alrededor nuestro que todavía hay un Dios en Quien se puede creer, confiar y fundamentar el verdadero amor para todos.

El apóstol Pedro lo resumió muy bien cuando nos dijo:

1 Pedro 5:5b-10 (Palabra de Dios para Todos)

5 Vístanse todos ustedes de humildad y sírvanse unos a otros porque: "Dios está en contra de los orgullosos, pero da su generoso amor a los humildes". 6 Cuando Dios los corrija con su mano poderosa, acéptenlo con humildad. Después, cuando llegue la hora, él los exaltará. 7 Confíen a Dios todas sus preocupaciones, porque él cuida de ustedes. 8 Tengan dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo anda por ahí como un león hambriento buscando a quién devorar. 9 Resistan al diablo y tengan una fe fuerte. Sepan que sus hermanos en todo el mundo sufren igual que ustedes, 10 pero Dios, quien los llamó para compartir su gloria eterna en Cristo, les mostrará todo su generoso amor. Sufrirán por un tiempo, pero después Dios los sanará, los fortalecerá, los apoyará y evitará que caigan.

Había una iglesia con la cual Pablo se deleitaba cada vez que recordaba su comportamiento y sus obras. Aunque advirtió a esa iglesia como a todas las demás en sus cartas a estar atentos y apercibidos ante el pecado, siempre tenía la ocasión de volver al gozo que se adueñaba de él cada vez que recordaba a los filipenses.

Él les decía que los recordaba y oraba siempre por ellos:

Filipenses 1:3-6 (Palabra de Dios para Todos)

3 Doy gracias a Dios cada vez que me acuerdo de ustedes. 4 Siempre oro con alegría por todos ustedes. 5 Me alegro mucho de que me hayan ayudado siempre que he anunciado las buenas noticias, desde el momento en que comenzaron a creer hasta ahora. 6 Estoy convencido de que Dios empezó una buena obra entre ustedes y la continuará hasta completarla el día en que Jesucristo regrese.

¡Qué alegría se refleja en estas palabras y qué estímulo tan grande que les da, convencido de que la obra de Cristo en ellos, aunque paulatina, se dirigía hacia un final feliz al completarse con la ayuda del Espíritu Santo – el gran AYUDADOR, ABOGADO, CONSOLADOR (gr. "parakletos").

Es el Espíritu Santo Quien nos llena de poder para poder HACER como QUERER lo que es debido. Si nos dejamos dirigir por Él, estaremos yendo a puerto seguro y podremos hacernos uno con la iglesia de Filipos, que Pablo tanto amaba.

Filipenses 2:1-16 (Palabra de Dios para Todos)

1 ¿Lo que les escribo los anima como seguidores de Cristo? ¿Quieren consolarme mostrándome cuánto me aman? ¿Compartimos el mismo Espíritu? ¿Me tienen verdadero afecto y compasión? 2 Entonces voy a pedirles algo que me haría completamente feliz: tengan la misma manera de pensar, el mismo amor y las mismas metas.

3 No hagan NADA por rivalidad ni orgullo. Sean humildes y cada uno considere a los demás como más importantes que sí mismo. 4 Que cada uno no busque sólo su propio bien, sino el de los demás.

5 Piensen y actúen como Cristo Jesús. Esa es la "misma manera de pensar" que les estoy pidiendo que tengan. 6 Cristo era como Dios en todo sentido, pero no se aprovechó de ser igual a Dios. 7 Al contrario, él se quitó ese honor, aceptó hacerse un siervo y nacer como un ser humano. Al vivir como hombre, 8 se humilló a sí mismo y FUE OBEDIENTE hasta el extremo de morir en la cruz.

9 Por eso, Dios le dio el más alto honor y el nombre que está por sobre todos los nombres, 10 para que todos los que están en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra; SE ARRODILLEN ANTE JESÚS, 11 y para que todos reconozcan que Jesucristo es el Señor dando así honra a Dios Padre.

12 Así pues, queridos hermanos, continúen obedeciéndome como siempre. Ahora que estoy lejos de ustedes es aun más importante que me obedezcan. Ocúpense seriamente de su salvación con profundo respeto, 13 porque es Dios mismo quien hace posible que ustedes deseen hacer lo que a él le agrada. Y no sólo eso, sino que también les da el poder para que lo hagan. 14 Hagan todo sin quejarse y sin discutir.

15 Así serán hijos de Dios, limpios y sin falta viviendo entre gente perversa y mala. De esa forma brillarán entre ellos COMO ESTRELLAS en un mundo de oscuridad. 16 Ustedes les están ofreciendo un mensaje de vida...

Si nos esforzamos realmente a ser como la iglesia de Filipos, vamos a poder mostrar a todos los que nos rodean: en Ponce, en pueblos vecinos, en Puerto Rico y también en las naciones, el verdadero AMOR, el amor que solamente podemos encontrar en Cristo.

Brillemos COMO ESTRELLAS en ese mundo de oscuridad y llevemos el mensaje de vida de Jesucristo, el Hijo de Dios, el Nombre que es sobre todo nombre. ¡AMÉN!

domingo, 27 de julio de 2008

Informando: Segundo Concierto de Oración

0 comentario(s)

Desde la mañana del martes, he estado deseoso de poder tener un tiempo para asentarme, tratar de no ser influenciado por mis emociones o mi prejuicio y poder rendir un informe desapasionado e imparcial acerca del “Segundo Concierto de Oración” de la Región Sur de Puerto Rico, llevado a cabo este pasado lunes en la Iglesia Cristiana de la Familia de Ponce. Desde ya deseo excusarme con mis lectores, porque pienso que me será muy difícil deshacerme de mis sentimientos de placer, gozo y, sí, orgullo (santo, si esto hace que suene mejor) por la manera en que el Dueño y Señor del evento, el Espíritu Santo, se deleitó en manifestar Su presencia en aquel lugar y convertir una actividad buena en una inolvidable.

¿Qué podemos decir del concierto? Todo lo que podamos contar se nos quedaría corto describiendo lo que verdaderamente sucedió allí. Podemos comenzar por informar que tuvimos una iglesia llena a capacidad con un auditorio receptivo a lo que el Señor deseaba hacer en ese lugar.

Desde que llegamos a eso de las 5:00 PM, el grupo de intercesores y algunos pastores que nos habíamos dado cita desde temprano comenzamos a orar, citando al pastor Angel Esteban Martínez, “visceralmente". Inmediatamente se pudo comprobar que había una intención de parte del Espíritu Santo de moverse de una manera significativa en ese día. Mientras estábamos orando porque Él se moviera libremente y fuera Su agenda y no la nuestra la que prevaleciera, el Señor me mostró estos versos de Isaías:

Isaías 51:4-5

4 Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos. 5 Cercana está mi justicia, ha salido mi salvación, y mis brazos juzgarán a los pueblos; a mí me esperan los de la costa, y en mi brazo ponen su esperanza.

¡Gloria a Dios! ¡Él está pendiente de todo lo que estamos haciendo en Su Nombre y nos conforta y anima para que continuemos dejándonos dirigir por Él!

Una vez comenzado el evento, el Espíritu Santo se manifestó de una manera poderosa y permitió que todo lo que habíamos planificado se moviera con una fluidez como si hubiésemos practicado dos o tres semanas, lo cual, obviamente, no era el caso. Dios no comparte Su gloria con nadie, pero nos bendice cada vez que decidimos someternos a Él.

Los siervos de Dios en la adoración y alabanza comenzaron el evento, acercando al pueblo a la presencia del Señor. Miembros de los equipos de adoración y danza/pantomima de varias de nuestras iglesias pudieron acoplarse perfectamente en armonía para adorar “en espíritu y en verdad”, permitiendo así que la atmósfera se llenara de la “Shekinah” de Jehová, sintiéndose como una nube densa de entrega y sumisión. Nos deleitamos cada vez que vemos a nuestros jóvenes ministrando al Señor con excelencia, porque Él no espera menos de nosotros.

La palabra “concierto” tiene connotaciones de armonía, unidad, orden, ponerse de acuerdo… y fue exactamente eso lo que se pudo lograr en aquella hermosa e inolvidable velada con el Señor. Esa noche, constituimos un verdadero ejército al servicio de nuestro Dios, nuestras armas no carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.

La proclamación de los decretos y los clamores fueron el momento culminante del evento, especialmente cuando los niños y los jóvenes fueron representados por la niña Amaris y la joven Elaine. En verdad estamos viendo en nuestros tiempos y delante de nuestros propios ojos el cumplimiento final de Joel 2:28: “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.” Por supuesto, las otras áreas de la familia – adultos solteros, matrimonios y adultos mayores (o de tercera edad) – fueron representadas impecablemente.

En las oraciones de clamor hubo representación de varios estilos y regiones del área sur. Tuvimos desde oración leída (aunque poderosa) por parte del Pastor Benito Vargas (Villalba) hasta la oración que Dios puso en la boca de mi amada Susie, que hizo que muchas personas se postraran en todo el auditorio buscando la presencia de Dios en el evento y en sus vidas, destacándose también los quebrantamientos que trajeron los Pastores Dieppa y Mario García (Jayuya).

Después de todas las oraciones y antes de la oración final por Puerto Rico, un grupo de jóvenes representaron una danza/pantomima espectacular con el tema de Puerto Rico, que mereció una ovación de pie de parte de los hermanos presentes. Aquí se invitó a todos los pastores y ministros presentes a acercarse al altar para levantar un último clamor por toda la Isla del Encanto.

Finalmente, la actividad culminó con una apología de arrepentimiento levantada por el Apóstol Mickey Medina, de Isabela, pidiendo perdón por la manera que el movimiento de Apóstoles y Profetas había herido a algunas denominaciones y/o concilios en su celo de proclamar lo que han sentido ser su revelación para el Cuerpo de Cristo. Creo que este fue el momento en que el Espíritu Santo derramó Su voluntad y deseo sobre toda la concurrencia. Lamentamos que no había una representación mayor de los concilios y/o denominaciones para atestiguar este particular... espero que haya quedado grabado en el vídeo que se está preparando para la posteridad.

Todos los comentarios han sido extremadamente favorables, incluyendo a los pastores que vinieron del área norte. El pastor José Meléndez (http://www.ccafsanjuan.com/) nos expresó varias veces su asombro por la manera que fluyó todo el evento y manifestó que esto es lo que hay que buscar en los siguientes conciertos. Por cierto, el próximo Concierto se va a celebrar el lunes, 18 de agosto en Isabela, en la iglesia que pastorea Mickey Medina. Desde ahora todos debemos marcar nuestras agendas con este compromiso.

Pronto estaremos colocando las fotos del Concierto en nuestra página web: http://transformaponce.org, esté pendiente.

Por nuestra parte, en Ponce, el Consejo Pastoral de Ponce (Transforma Tu Ciudad) va a estar llevando a cabo una iniciativa de evangelización por toda el área sur durante el mes de agosto, culminando con una Gran Campaña de Milagros con el Evangelista Alberto Motessi y el cantautor puertorriqueño José Nogueras en el Coliseo Pachín Vicéns de la Ciudad Señorial. Nos vemos allá…

domingo, 20 de julio de 2008

¿Por Qué Ir Tras la Unidad (Pastoral)?

1 comentario(s)

A veces los pastores creemos saber mucho, pero Dios tiene Su infinita manera de dejarnos saber que la sabiduría es de Su total dominio y potestad y que solo la comparte cómo, cuándo y con quién Él quiere.

Hay veces que nos permite equivocarnos para que nos podamos dar cuenta que obramos sin contar primero con Su consejo. Otras veces puede enviarnos alguna persona dotada con el don de profecía para dejarnos saber, como nuestro propio Natán, que nos hemos extraviado del camino que Él trazó para nosotros. En numerosas ocasiones utiliza aquellos que ha puesto como cobertura espiritual sobre nosotros para mostrarnos la senda adecuada.

Pero existen también ocasiones en que Dios mueve a algún consiervo, líder o creyente de la iglesia que quizá no está consciente de estar siendo utilizado por Él a decirnos algo que permite que Dios se nos revele para luego confirmar o expandir lo dicho hablando directamente a nuestro corazón. Sí, ¡todavía Dios habla al corazón de sus siervos!

Ayer Dios utilizó este último método para hablarme y confrontarme con mis propias convicciones y con las verdaderas intenciones de mi corazón en una materia que nos envuelve, no tan solo a mí y a mi querida esposa, sino a cada uno de ustedes como iglesia.

¿Por qué ir mañana tras la unidad pastoral de Ponce y de Puerto Rico?

Tal vez estás cansado de escuchar promesas que no se cumplen y proyectos de unidad pastoral que no se materializan, especialmente cuando ves que muchos pastores no responden al llamado de unidad. Quizá pienses que es peligroso extender la invitación de unidad pastoral a pastores que han hecho esto o aquello en sus ministerios que consideras extraño, divisivo, o dañino para el Cuerpo de Cristo. Hay la posibilidad que consideres que no existe el terreno fértil de humildad pastoral que debe darse primero para poder llegar a una verdadera unidad. Puede que incluso te hayan contado o hayas experimentado situaciones extrañas dentro de éste o aquél ministerio que envuelven la integridad moral de algún siervo de Dios.

Quiero decirte en este día que comprendo perfectamente tu confusión, tu duda, tu aprehensión, y tus interrogantes.

A mí también me gustaría ver 100 o 200 pastores en cada una de las reuniones bisemanales de Transforma Tu Ciudad – Consejo Pastoral de Ponce, pero la realidad es que casi nunca pasamos de 15. Anhelo llegar a ver el día en que se materialice un llamado de oración a las 5:00 de la madrugada en La Guancha y que asistan los 10,000 cristianos que se estima hay en nuestra ciudad, pero la realidad es que si tenemos una asistencia de 200 podemos considerar un éxito el llamado. Me gustaría ver la participación en nuestras actividades y eventos de cada una de las denominaciones y concilios representados en nuestra ciudad y región, pero la realidad es que los asistentes conciliares a nuestras reuniones podemos contarnos con los dedos de una sola mano.

Entonces, ¿dejo que todas estas cosas me desanimen y tiro la toalla? No, mi querido hermano o hermana, ¡nosotros no somos de los que nos damos por vencidos, porque Dios jamás se ha dado por vencido con nosotros!

Si estás mirando las promesas que hacen los hombres, estás mirando al lugar equivocado. Dios nos dice: “maldito el varón que confía en el hombre…” y “bendito el varón que confía en Jehová…” (Jer. 17:5, 7). Mira las promesas de Dios y no te preocupes en lo que puedan hacer los hombres, especialmente los hombres que han “desafinado” y han dejado de escuchar la voz de Dios.

No caigamos en el error del juicio, porque Jesús nos dijo: “no juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida que medís, os será medido…” (Mateo 7:1-2). Y Pablo nos advierte: “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.” (1 Corintios 4:5). Dejemos que sea el Señor Quien juzgue las intenciones de los corazones y mantengámonos nosotros haciendo aquello para lo cual él nos llamó, no sea que nosotros seamos encontrados sucumbiendo ante las mismas tentaciones y caigamos en desobediencia ante Dios. Si otros no responden, ¡RESPONDE TÚ! ¡Aleluya!

Por otro lado, Jesús también nos apercibió para que estuviéramos alertas ante la presencia de “falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces…” (Mateo7:15). Por esta razón no debe sorprendernos que algunas personas que se mueven en los medios ministeriales de Su iglesia sean, en verdad, lobos disfrazados… pero debemos tener cuidado también de no atacar a siervos que han sido ungidos por Dios, sin importar cuán bajo hayan caído. David no se atrevió nunca tocar un cabello de la cabeza del ungido de Dios, Saúl, aun cuando éste había sido ya desechado por Dios y David había sido ungido ya rey de Israel. Incluso David mandó matar al amalecita que se atrevió a ayudar a Saúl a cometer suicidio. Tanto los dones como el llamado son irrevocables y provienen de Dios, de modo que dejemos que sea Dios Quien juzgue a Sus elegidos, a su debido tiempo.

En cuanto a la humildad, si este mover de unidad pastoral es dirigido por Dios, Él se encargará de sacar del medio a cualquiera que no pueda o no quiera dejar a un lado su agenda personal para colocar la agenda de Dios primero. Dios no comparte Su gloria con nadie y ningún hombre que se coloque de esta manera por encima de Dios recibirá Su provisión de gloria. Oremos para que Dios restaure en todos los corazones de los pastores de Puerto Rico sumisión, obediencia y humildad y dejemos que sea Él Quien juzgue a aquellos que rehúsen ajustar su comportamiento.

Quiero también recordarte lo que les prediqué hace unas semanas: Dios No Necesita Multitudes. Dios muchas veces obra levantando un profeta, un siervo o un pequeño contingente de 300 lamedores de agua para hacerle frente a las grandes huestes de Sus enemigos. Todo esto para que se manifieste siempre Su gloria y poder y no los de ningún hombre. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos…” (Mateo 18:20).

De manera que, luego de escudriñarlo todo, ¿por qué ir tras la unidad mañana?

Lo hacemos porque es lo que Dios quiere para Su pueblo. Precisamente en este momento en nuestra historia, cuando hay tantas contiendas, rivalidades, falsas o medias doctrinas, confusión entre los creyentes, divisiones dentro de los diversos ministerios de la iglesia, DIOS NO ESPERA MENOS DE NOSOTROS. Ahora más que nunca debemos decir: ¡PRESENTES!

Mis queridos hermanos, la unidad cuesta. Tan solo es necesario recordar lo difícil que han resultado en el pasado movimientos parecidos a éste. Pero esto no es motivo para darnos por vencidos. Tenemos que fijar nuestros ojos solamente en Aquél que nos aclaró que tendríamos aflicciones, problemas y situaciones diversas en las cuales siempre contaríamos con Su ayuda para salir en victoria. Pero nos dejó un mandamiento inquebrantable de amarnos unos a otros, como Él nos amó antes a nosotros.

Juan 13:34-35 (Palabra de Dios para Todos)

Les estoy dando un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ámense tal como yo los amé. Todo el mundo se va a dar cuenta de que ustedes son mis seguidores si se aman los unos a los otros.

Pastor Carlos Camacho